TALLER INTENSIVO

DE SANACIÓN A TRAVÉS DE LA VOZ HUMANA

"ENHEBRANDO VOCES"

Un vehículo de Sanación, Florecimiento y Expresión para tu SER

Nuestra Voz es nuestra esencia; espejo cristalino de nuestra alma.

Reflejo certero de nuestro Ser Esencial  y de nuestras emociones y creencias en constante movimiento.

 

Cada instante somos libres de expresar lo que sentimos.

Cuando nacemos nos resulta muy natural hacerlo, y conforme vamos creciendo, debido a los condicionamientos sociales, la educación o a nuestro propio karma, muchas veces vamos bloqueando consciente o inconscientemente el flujo libre de expresión de nuestro ser, que puede ser a nivel físico, emocional, mental o energético.

 

Nuestra Voz, además de servirnos para comunicarnos, funciona como un vehículo con el cual podemos abrir y desbloquear aspectos en nuestro ser que limiten nuestro potencial más alto; nuestro crecimiento y que puedan ser causantes de enfermedades físicas o llegar a impedir desenvolvernos y brillar al máximo en nuestras vidas.

OBJETIVO DEL CURSO

El Taller consta de una serie de sesiones individuales y grupales para la  liberación a través de la voz. Integra el poder y la sutileza de la terapia floral y busca fortalecer la Individualidad  enriqueciendo a cada participante al compartir sus sonidos con otros seres humanos.
El principal objetivo en este Taller es ayudar a que las personas que lo integran, reconozcan la Inmensidad de su Propia Voz, su Poder, y las Memorias que en ella habitan, para poder poco a poco reconocer dichas memorias y aprender a escucharlas e integrarlas reconstruyendo un espacio de confianza a través de su voz y así descubrir la forma de permitirlas salir libremente en una voz que lo integra Todo.


¿CÓMO FUNCIONA?


La  sanación sucede como un resultado natural al desarrollar el arte de observar con nuestra conciencia plena y alerta, al aceptar con ecuanimidad nuestra realidad en cada instante, sin juicio.


Aquello que llamamos yo, aquello que llamamos mío, es simplemente un flujo constante de materia y mente, que surge y desaparece cada instante, creando una aparente ilusión de solidez. No soy yo quien lo hace, solo sucede. No soy yo quien lo siente, ni soy yo lo que se siente, solo sucede. Ni siquiera soy yo quien observa, solo hay algo que está sucediendo y que está siendo observado, y que también está surgiendo y desapareciendo. La voz así, también es un flujo constante de mente y materia, que surge y desaparece y que puede ser observado.

 

A lo largo de nuestra vida cada experiencia que tenemos va quedando  guardada, impresa y almacenada dentro de nosotros. Si fue una experiencia dolorosa, ese "yo" de ese momento específico  busca la manera de sobrevivir y crea una "defensa" para "protegerse" en el futuro de dicho sufrimiento. La memoria de dolor de esa experiencia queda almacenada en nuestro ser y una nueva experiencia se vive a partir de entonces desde esa "nueva identidad" que surge de la defensa recién instaurada hasta que sea necesario volver a almacenar una nueva memoria de dolor y crear una nueva   "defensa". Así, con cada experiencia de dolor que atravesamos, este mecanismo se repite y se repite. Es por esto que en el momento presente es muy probable que abriguemos múltiples memorias de dolor de nuestro pasado en distintas partes de nuestro ser. Cada una de estas memorias es una parte de nosotros mismos y mientras se encuentren almacenadas exiliadas de nuestro presente, parte de nuestra energía vital y de nuestra fuerza creativa estará inaccesible para nosotros, mermando nuestro potencial. Es por esto que estas memorias necesitan ser rescatadas, escuchadas e integradas por nuestra Consciencia del presente y así podremos recuperar la libertad total de nuestra expresión completa, no solo a través de la voz sino en todas las áreas y formas de nuestro Ser.

 

Nuestra VOZ tiene la capacidad de acceder a dichas memorias y traerlas al presente para que puedan expresarse y así liberarse. 

 En el momento en el que la escuchamos objetivamente, podremos observar las sensaciones , emociones y pensamientos que surgen y que cambian dependiendo del tono, sonido o letra que emitimos, y si nos mantenemos sin reaccionar ante ellas mientras cantamos, dejaremos de multiplicar nuestro apego o nuestra aversión hacia ellas y así llegará naturalmente un momento en que éstas desaparezcan y cambien. Todo lo que sentimos mientras cantamos es lo que estamos liberando. Así todo cambio en lo que sentimos se manifiesta en la cualidad de la voz.


El sonido actúa por sí solo; es una fuerza vital que transita a través de nuestros cuerpos.


El arte de cantar es permitir que este sonido se manifieste libremente en forma de voz a través de nosotr@s y ejercer nuestro poder de elección dirigiéndola y concentrando nuestra energía dentro del marco de lo que nos es más gratificante.


La respiración es un puente a través del cual podemos acceder desde nuestro cuerpo físico a la profundidad y complejidad de nuestros cuerpos sutiles (manifestados por medio de nuestras emociones, pensamientos, ideales, deseos, comportamientos, percepciones, relaciones, etc.)


Al poner nuestro intento y transformar ese aire en sonido, acompañado de nuestra conciencia alerta, nuestro cuerpo genera y a su vez recibe estas vibraciones sonoras que son capaces de mover, arrastrar, transformar o disolver bloqueos acumulados dentro de nosotr@s: los armónicos. Los seres humanos somos capaces de percibirlos a través del oído y producirlos con la voz. Se originan constantemente junto con los sonidos más burdos o aparentes. Debido a la sutileza de su estructura, se mueven con mucha más facilidad y atraviesan campos energéticos aún cuando estos estén formados de energía comprimida. En otras palabras, penetran a un nivel mucho más profundo en cada una de las células con las que entran en contacto. Es por eso que tienen un poder altamente curativo.

 

CONTENIDO DEL CURSO:

* Sesión Individual de cada participante. Este espacio es sumamente importante para establecer y construir la confianza que permitirá que la VOZ acceda a las Memorias que buscan ser sanadas y rescatadas. 

* Segunda sesión Individual de cada participante que en esta ocasión está abierta a los oyentes (los demás participantes del curso). Esta parte del taller  es  muy importante en el proceso de sanación de quien canta ya que la presencia de otros mientras cantamos hace que la intensidad en que las memorias se expresan sea mucho mayor y por consiguiente la liberación y sanación. Así mismo, para los oyentes, el trabajo en esta etapa es de suma importancia ya que practicaremos una nueva forma de escuchar que trasciende la forma y accede al contenido de la Voz; eso que la voz necesita expresar, eso que la voz nos  hace sentir. Y eso que escuchamos y sentimos siempre es información que se nos revela también de nosotros mismos y nuestra propia sanación. 

* Serie de ejercicios y dinámicas grupales que nos muestran cómo nos expresamos mientras otros se expresan. Cómo nos sentimos cantando mientras otros también cantan. ¿Me escucho? ¿Escucho a otros? ¿Estoy en armonía con el grupo? ¿El grupo está en armonía conmigo? ¿Brillo? ¿Permito a otros brillar? ¿Me siento libre? 

Esta etapa es ideal para revisar la capacidad que tenemos de afinarnos con otras voces, de improvisar y de expresarnos junto con otros seres humanos. 

* Cierre e integración de la experiencia en el taller. 



*LAS FLORES DE BACH*


(Integradas durante todo el Taller)
“A través de su alta vibración, determinadas flores, arbustos y árboles silvestres de un orden superior, tienen el poder de aumentar nuestras vibraciones humanas y dejar expeditos nuestros canales a los mensajes de nuestro Yo espiritual, inundar nuestra personalidad con las virtudes que nos son necesarias y de este modo lavar los defectos (de carácter) que causan nuestros males. De este modo nos brindan paz y nos ayudan a liberarnos de nuestros padecimientos. Actúan en un plano de información energética inmaterial.”
“No curan atacando directamente la enfermedad, sino invadiendo nuestro cuerpo con las bellas vibraciones de nuestro Yo Superior, ante cuya presencia la enfermedad se derrite como nieve al sol.”
“No hay una auténtica curación sin un cambio en la orientación de vida, sin paz en el alma y la sensación interior de felicidad.”
“Este sistema de 38 flores ofrece a la personalidad la oportunidad de transformar las pasajeras disposiciones de ánimo negativas. La finalidad es lograr la purificación del alma, el conocimiento de uno mismo y el desarrollo armónico, es decir, una mayor estabilidad de la personalidad.”
“Producen un efecto armonizador en el que no hay sobredosis, efectos secundarios ni intolerancia con otras formas de terapia.”   Edward Bach
Son vibraciones energéticas armónicas.


“A través de mi Propia experiencia y de la experiencia al ayudar a otros Seres en el proceso de liberación y sanación con la voz, he observado y sentido el poder de la unión de la fuerza del sonido con las flores de Bach y cómo los resultados se manifiestan con mucha más claridad en menos tiempo. Para mí, funcionan como un bálsamo, que ayuda en el proceso de auto liberación y de purificación de la mente y apoya en los momentos de crisis y de dificultad.”